↑ Volver a INSTITUCIONAL

RESEÑA HISTÓRICA

Por Licenciado y Profesor Flabio Lino

Seguramente muchos de los actuales alumnos del I.S.F.D. Luis F. Leloir desconocen los orígenes de nuestra institución. Es entonces esta una buena oportunidad, para comentar quienes somos, cuales fueron nuestros sueños y expectativas y el difícil camino que debimos atravesar.

La idea de abrir un profesorado surgió a comienzos del año 2000. Las primeras charlas las tuvimos Sandra –propietaria y directora- y yo, que para ese entonces comenzábamos una amistad fruto del trabajo conjunto en una escuela de gestión privada de la zona de San Justo. Compartíamos una misma visión del problema educativo, soñábamos con aportar un granito de arena para la compleja tarea de formar docentes que rompieran un poco el molde tradicional.

Para nosotros, resultaba indispensable que los futuros profesores mas allá de una sólida formación en su área de incumbencia, obtuvieran herramientas didácticas innovadoras y comprendieran la enorme responsabilidad que implica el trabajo docente. En este sentido, la profesionalización de la carrera docente requiere del comportamiento ético y de una entrega personal que supera lo formal estatutario.

Pasar de un sueño a la posibilidad de concreción no es nada fácil,  sobre todo cuando no se cuenta con un importante respaldo económico. Sin embargo analizamos posibilidades y contamos con la ayuda de mucha gente que confió en la propuesta y estuvo dispuesta a aportar lo suyo. En primer lugar debo destacar a la dueña del I.G.C. Mabel de Torres quien nos cedió las instalaciones para que pudiéramos comenzar a funcionar con un costo simbólico durante el primer año. En segundo lugar a los primeros docentes que convocamos como las prof. Claudia Muiños y Norma Martinez y la actual R.L. Paola Martinez que pusieron todo su esfuerzo para salir adelante.

Durante el año 2001 realizamos un estudio de la oferta educativa de la zona y llegamos a la conclusión que las carreras de inglés, y ciencias naturales eran las mas requeridas, esta última debíamos descartarla por no contar la escuela con un laboratorio con las prestaciones necesarias y el alto costo de equipar el existente. Es así, como nos decidimos por inglés y matemática, reservando para el año siguiente las carreras de historia y lengua y literatura.  

La apertura se concretó en el año 2002, uno de los años más caóticos en las últimas décadas de nuestro país, y la crisis económica provocó la masiva caída de las reservas de vacante. Tomamos en conjunto la decisión de comenzar igual, con tan solo 6 alumnos en dos carreras.

Queda claro que priorizamos concretar un sueño por sobre cualquier variable económica, y también es evidente que nuestro principal déficit ha sido siempre el manejo económico financiero. Los años siguientes mantuvieron vigente esta contradicción, mientras el proyecto pedagógico se consolidaba, el prestigio institucional crecía a la par de la matrícula, las dificultades económicas nos pusieron al borde de la quiebra en el año 2005. Gracias al apoyo y el aporte personal de los docentes mantuvimos abiertas las puertas, la subvención parcial obtenida en el 2006 nos permitió seguir adelante.

Hoy podemos decir, que el sueño sigue vigente. Continúan las dificultades y no siempre podemos realizar las cosas como nos gustarían. Pero si algo hemos logrado, es dotar a nuestros alumnos de las herramientas que requieren para la difícil tarea que les espera, y si de algo estamos orgullosos es de ver como muchos de nuestros egresados se desempeñan en las aulas y en cargos directivos de un modo diferente.

Para cambiar el mundo debemos comenzar por las cosas que están a nuestro alcance, el camino de la dignidad siempre es el más difícil pero no es imposible. Este es nuestro sueño y me gustaría que lo compartamos.

 

-->